El personaje del Çid ha llegado hasta nosotros de un modo en que se entremezclan historia, leyenda,y literatura. No importa mucho deslindar estos campos , no importa mucho la realidad histórica del personaje; lo que me importa es cómo lo imaginó el pueblo.
Cuando el pueblo crea un héroe, lo reviste de las cualidades que ese pueblo admira, de los valores que comparte, de los ideales con que sueña; de modo que en la figura del Çid podemos descubrir el sistema de valores y creencias del pueblo y de la época en que se engendró
La crítica romántica entiende que esos valores, que el pueblo proyectó al crear al héroe, serían eternos, consustanciales a lo español: El volkgeist, el espíritu del pueblo.Yo no me atrevo a tanto porque no creo que el sistema de valores de un pueblo sea eterno, sino que se va modificando con el devenir histórico. Ni creo que las diferentes clases o estamentos sociales compartan la misma visión del mundo. No me atrevo a tanto, pero si a defender que el Cantar del Çid refleja unos unos valores que ,en un momento de la Historia, compartieron el pueblo llano y la pequeña nobleza, frente a la Alta Nobleza. A saber: Que la dignidad y el prestigio social no se heredan, sino que cada cual se lo gana con por si mismo.
Esa es la reivindicación a la que hace referencia el título.
La reivindicación hace referencia también al valor artístico de la obra y a la importancia que ha tenido el personaje en la tradición cultural española.
Carlos Nuño.


Ver Presentación —>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s